Monseñor Barbaro en aniversario de Parroquia y Colegios

(Diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña) Monseñor Hugo Nicolás Barbaro presidió celebraciones por los 80 años de un Colegio de Religiosas y el Jubileo de Oro de la Parroquia San José Obrero y de dos Colegios Diocesanos. Se llevaron a cabo diversas actividades y el obispo acompañó los festejos y presidió la Santa Misa.

El pasado 9 tuvo lugar la Santa Misa por los 50 años de la creación de la Parroquia San José Obrero de Presidencia Roque Sáenz peña. Fue el primer obispo de la Diócesis, Monseñor Italo Severino Di Stefano, que erigió la parroquia y confirió la atención pastoral a los Religiosos de la Pía Sociedad San Cayetano. Durante todos estos años se han realizado intensas taras de evangelización, agregando capillas y atendiendo los numerosos barrios y parajes de la extensa jurisdicción. Actualmente está atendida por sacerdotes diocesanos.

Otra Celebración destacada fue en el Instituto Politécnico Juan XXIII el pasado 12. Dicha institución nació también con la labor de los mismos Religiosas de la Pía Sociedad San Cayetano y todos estos años ha capacitado en conocimientos de electricidad y carpintería a números jóvenes.

80 años Misericordia

Por su parte, el Instituto Nuestra Señora de la Misericordia celebró sus 80 años, con la llegada de las primeras Hermanas de la Congregación Hijas de Nuestra Señora de la Misericordia. Con la presencia de la Madre General Beatriz Lasalle, el obispo presidió la Santa Misa.

Otro Jubileo de Oro tuvo lugar en la localidad de Juan José Castelli, en el Colegio Pio XII. Hace 50 años, el padre Carlos Lauth, perteneciente a la Congregación de los Oblatos de María Inmaculada, crea el Colegio. Con el tiempo la matrícula fue creciendo y actualmente cuenta con Jardín de Infantes, Nivel Primario, Secundario y Terciario.

El obispo invitó a los presentes a mirar agradecidos la historia, a reconocer el numeroso grupo de fieles que se animaron a dar un paso más y llegar con los valores cristianos a las distintas realidades y particularmente en el ámbito educativo. De la misma manera, también en el presente, Dios llama a cada uno a ser también hoy sal y luz del mundo. Que la vida cristiana siga iluminando al mundo y las instituciones ayuden a las personas a un desarrollo integral.

En las distintas celebraciones concelebraron sacerdotes, además del obispo emérito, José Lorenzo Sartori. También estuvieron presentes autoridades civiles, educativas, representantes de otra Instituciones, ex alumnos, y un nutrido número de docentes y alumnos de los distintos niveles y sus familias.

Related posts

Leave a Comment