Hoy a las 20 hs, se inaugurara la ermita a san José obrero en barrio 15 viviendas

Coronel Du Graty (agencia) La Parroquia Asunción de la Virgen María de C. Du Graty, fiel a la exhortación pontificia a salir hacia las periferias, hacia los que están mas alejados, desde hace unos años viene llevando a cabo distintas iniciativas pastorales con el fin de acompañar a distintos sectores de la población de acuerdo a las necesidades de cada uno. Así es que en los últimos tiempos además de fortalecer las pastorales tradicionales como por ejemplo la catequesis, monaguillos, renovación carismática, divina misericordia, liturgia etc.; además se ha dado un fuerte impulso a la atención espiritual de mas de cien personas entre ancianos y enfermos llegando a sus casas con la Sagrada Eucaristía. En este contexto de una iglesia en salida desde hace unos años se ha llevado una campaña para conseguir terrenos en los distintos barrios de la ciudad con el fin de establecer centros pastorales.

Así fue que en 2016 se consiguió un terreno frente al barrio 15 viviendas al cual el párroco dio como patrono a San José Obrero inspirado en la afirmación de la V Conferencia del Episcopado de Latinoamérica y el Caribe: “El discípulo y el misionero promueve la dignidad del trabajador y del trabajo, el justo reconocimiento de sus derechos y de sus deberes, y desarrollan la cultura del trabajo y denuncian toda injusticia”. (Aparecida 121). El 02 de febrero de ese año con ocasión de la fiesta litúrgica de la Presentación del Señor se bendijo el terreno y plantó la Cruz fundacional.

Después de dos años y de varias vicisitudes, hoy 02 de febrero se inaugurara en ese predio la ermita dedicada a San José Obrero, con la entronización de la correspondiente imagen de casi 2 mts. de altura elaborada por artesanos salteños en un diseño que es único en el país. Solar que aspira, con el paso del tiempo, a contar con un Centro Pastoral que atienda las necesidades de los habitantes de ese barrio.

Esta parroquia sigue alimentando la piedad popular de acuerdo a lo señalado por el Papa Francisco: “La piedad popular es un tesoro que tiene la Iglesia, espacio de encuentro con Jesucristo. Para conservar, cultivar y acrecentar este tesoro, es preciso acudir siempre a Cristo, fuente inagotable”.

 

Related posts

Leave a Comment