El obispo de Rafaela llamó a encontrar caminos de diálogo e inclusión social

Rafaela (Santa Fe) (AICA): El obispo de Rafaela, monseñor Luis Fernández, consideró que la Jornada Mundial de los Pobres, que se celebra este domingo, “puede ayudar a no esquivar compromisos por el bien común, a ser un poco más solidarios” y a “encontrar todos caminos de diálogo y de inclusión social, sin favoritismos o corrupción, así como a ser disponibles para la escucha de quien está peor que nosotros, saliendo de nuestros egoísmos”.

En una carta al pueblo de Dios y a “todos los que creen que es posible hacer un mundo nuevo viviendo en paz con alegría y como hermanos”, el obispo de Rafaela, monseñor Luis Fernández, detalló los objetivos de la primera Jornada Mundial de los Pobres, instituida por el papa Francisco y que se celebra este domingo 19 de noviembre.

“En nuestra zona como en toda Latinoamérica, sabemos de necesidades que tienen los pueblos en cuanto a la salud en los hospitales urgencia de Tomógrafos, de poder comprar los medicamentos que te recetan, de poder tener un trabajo digno y bien remunerado, que ayude a sostener la familia, de una educación equitativa donde todos puedan acceder a los conocimientos que te faciliten ser protagonista y sentirte incluido en la sociedad, de tener un techo, vivienda para cobijar a los hijos”, detalló.

El obispo consideró que esta Jornada “puede ayudar a no esquivar compromisos por el bien común, a ser un poco más solidarios de lo que somos, a tener todos necesidad de formación en los principios de la doctrina social de la Iglesia, a encontrar todos caminos de diálogo y de inclusión social, sin favoritismos o corrupción, así como a ser disponibles para la escucha de quien está peor que nosotros, saliendo de nuestros egoísmos”.

“No es cuestión de tanta creatividad y conocimiento, sino de saber estar cerca y mirar con los ojos de Dios la realidad que tenemos por delante todos los días, de nuestra propia familia, de la gente con quienes nos encontramos, en el trabajo, en el deporte, simplemente caminando por la calle o en el súper, tener compasión, por quienes por diferentes realidades han pasado por momentos duros de la vida, sea de la delincuencia, de la droga del alcohol u otras adicciones, encontrándonos de verdad con el evangelio”, precisó.

“Que no solo este domingo 19 de noviembre, seamos solidarios y compartamos con los pobres, sino que nuestra conciencia, sea la voz siempre despierta que nos este marcando este ‘camino único’ capaz de hacer una humanidad nueva, más fraterna, feliz de vivir en paz y alegres de sabernos todos hermanos en la nueva “globalidad”, concluyó.+

 

Related posts

Leave a Comment